En una era de complejas fusiones y adquisiciones, ¿usted hace alguna pausa o procede?

Nuestro último informe sobre fusiones y adquisiciones menciona que las normas, el comercio y los aranceles fomentan una pausa en el negocio para algunos, mientras que muchos otros avanzan con los planes de adquisición. ¿Qué significa esto para los negocios? La velocidad del cambio es implacable y las M&A han probado ser un medio efectivo para moverse rápidamente y tener ventajas competitivas o defenderse de los disruptores futuros.

¿Pausar o proceder? Por más de tres años, el Barómetro de Confianza en el Capital Global ha predicho constantemente las intensas intenciones de las fusiones y adquisiciones (las cuales han nacido con acuerdos récord en el mercado). La disminución en el apetito corporativo para hacer adquisiciones, la cual presentamos en esta edición, quizá no sea nada inesperada. El apetito por M&A continúa siendo robusto en general, y muchas compañías proceden con sus planes de negocios a medida que buscan ganar ventaja competitiva. Sin embargo, algunas compañías han optado por hacer una pausa. No han dejado la mesa de negocios del todo; solo desean un tiempo fuera.

¿Por qué?

Existen dos razones clave:

Algunas desean hacer una evaluación completa del cambiante panorama internacional y de las implicaciones antes de reafirmar sus planes de negocios futuros. Las normas, los aranceles, el TLCN, Brexit, todos crean incertidumbre. Dependiendo del sector o ubicación, algunas compañías tendrán una mayor sensibilidad a cómo se resuelven estos problemas. Solamente se encuentran esperando tener más claridad antes de continuar con las fusiones y adquisiciones.

Algunas compañías también necesitan un respiro para integrar totalmente los negocios que han realizado en los tres años anteriores. Muchos negocios se han llevado a cabo, como lo muestra nuestra encuesta, y varias compañías han renovado su enfoque para asegurar que la integración de los negocios tenga las sinergias y el valor correctos (ver “En el centro de la atención” en las páginas 10 y 11). A veces se necesita tener un descanso en el camino para hacer el viaje más placentero.

¿Qué significa esto para los negocios? La velocidad del cambio es implacable y las M&A han probado ser un medio efectivo para moverse rápidamente y tener ventajas competitivas o defenderse de los disruptores futuros.

Eso sigue siendo cierto.

Es posible que veamos pocos negocios en un plazo cercano. Asimismo, es probable que los próximos 12 meses no sean tan fuertes como los últimos.  Sin embargo, el imperativo de M&A continúa y aquellas compañías que opten por darse un tiempo fuera de los negocios volverán pronto a negociar en algún punto del camino.

Lea el informe completo aquí.