Día Mundial de la Propiedad Intelectual Derechos de Propiedad Intelectual en los Deportes

Autora: Roxana Cordero P. I Gerente EY Law

El origen de la celebración data del año 2000, cuando durante la conmemoración de la entrada en vigencia del Convenio de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió para la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual el 26 de abril; y así fue que, en el año 2001, se celebró por primera vez.

A partir de entonces, todos los años, cada 26 de abril la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual invita a sus Estados miembros y a toda la comunidad internacional en general a conmemorar la importancia de la propiedad intelectual y a fomentar el debate sobre el impacto de la propiedad intelectual en la promoción de la innovación y creatividad como una herramienta para incentivar el desarrollo económico.

La asignación de un Día Mundial de la Propiedad Intelectual(PI) nace entonces, con el afán de la OMPI de difundir, fomentar y sensibilizar sobre el valor de la propiedad intelectual y su uso como una herramienta que promueve la competitividad y el progreso humano. Con este fin, cada año la OMPI asigna una temática diferente en torno a la cual se genera la reflexión y celebración de este día.

Para la celebración de este año, la OMPI ha asignado como tema de reflexión la relación entre la propiedad intelectual y los deportes, bajo la siguiente temática: Aspirar al Oro; La PI y los Deportes, con el fin de reflexionar la manera en que los derechos de propiedad intelectual generan valor económico a partir del deporte.

Para establecer la relación entre la PI y los deportes, se debe analizar la industria del deporte en todas sus aristas y determinar los derechos de PI involucrados; y de esta forma vemos como las relaciones comerciales generadas entorno a las actividades deportivas se basan esencialmente en derechos de propiedad intelectual, como las marcas y signos distintivos, derechos de autor y derechos conexos, diseños industriales, modelos de utilidad y patentes de invención para aquellas invenciones aplicables a la industria deportiva.

Los principales actores involucrados en las actividades comerciales generadas por esta industria son los siguientes: los deportistas, quienes comercializan con su imagen personal y la protección de su marca personal; organizadores de eventos, que generan ganancias mediante la organización de eventos deportivos en donde se crean diferentes relaciones comerciales entre diferentes actores y los aficionados a los deportes como consumidores de estos eventos; federaciones deportivas, las cuales establecen regulaciones especificas tanto para los deportes como regulación en cuanto al uso de sus signos distintivos; organismos de radiodifusión, los cuales buscan tener los derechos exclusivos para emitir en directo los eventos deportivos con el fin de aumentar su índice de audiencia; los patrocinadores, que utilizan los eventos deportivos como plataformas publicitarias para promocionar sus productos o servicios y los innovadores fabricantes de material, equipo y tecnología aplicadas al deporte que día buscan innovar, trabajando en productos o tecnología para la aplicación en la industria del deporte, desde invenciones para mejorar o apoyar a los deportistas en el desempeño de su disciplina hasta tecnologías que procuran mejorar la experiencia de los aficionados. 

Los anteriores son algunos de los ejemplos principales de la relación que existe entre la propiedad intelectual y los deportes y de cómo estos derechos generan valor económico a partir del deporte, sin embargo, existen otros escenarios en donde es posible encontrar esta relación.